24 de septiembre de 2016

VERSOS DE OTOÑO

Día gris agua.
Día gris viento.
Día gris eterno.
Anoche diluvió.
La ciudad está hermosa.
Se ha vestido de otoño.
Y le sienta muy bien.
El aire es limpio.
Bendita lluvia
que nos resucitas
del polvo y del infierno.
Las calles vacías
son poemas de libertad.
Tengo ganas
de pasear
y pasear
por sus versos
enjoyados de vacíos.
Va a llover más.
Y más.
Y más.
Y más.
Revolotea la  vida
en mi corazón.
Soy una sonrisa
enamorada del otoño.

23 de septiembre de 2016

SICARIA

Una sicaria
o algo parecido
de la Mara Salvatrucha
baila en mitad de la pista.
Voy.
El whisky hace milagros.
Dice que sí.
Sus amigos miran.
De aquella manera.
Me entra la risa.
Pero no río.
Maldito whisky.
Ahora estoy en Honduras.
En Tegucigalpa.
Y se baila como allí.
Creo que lleva
una navaja en el bolsillo.
Me concentro al máximo.
Sobre todo no he de pisarla.
Me va la vida en ello.
De verdad
que la noche
es una caja de sorpresas.

22 de septiembre de 2016

EL FUEGO ETERNO

Y yo os digo
en nombre del Señor
que el Día del Juicio Final
está próximo
y que el fuego eterno
abrasará a los pecadores.
Arrodillaos ya
ante mí
y pedid perdón
por vuestros infinitos pecados.
Y desprendeos
ahora mismo
de los bienes materiales
que habéis atesorado
a lo largo
de vuestra egoísta vida
y dádmelos a mí
que yo los cuidaré
y los usaré con alegría
siguiendo la voluntad del Señor.
Venga ya, imbéciles!!!
(Libro del Apocalipsis, - sermones -, capítulo 31, inédito).

21 de septiembre de 2016

JUSTINIANO 163

A Justiniano le gusta mucho
la recepcionista del hotel nuevo
que han inaugurado al lado de su casa.
Incluso cree estar enamorado de ella.
Ella parece simpática
y ríe de forma extraña y graciosa.
No es precisamente un junco
porque es bastante obesa
y ciertamente tiene una barriga
que la precede
con mucha antelación
allá donde quiera que vaya.
Pero eso no importa al amor.
Hoy al verla
a Justiniano le ha dado
un vuelco el corazón
y sin pensárselo dos veces
la ha invitado a merendar.
Ella le ha dicho que sí
y le ha pedido
que esperara por favor
a su hora de descanso.
Y tras esperar
tres horas interminables
por fin ella ha salido
y han ido a un bar restaurante chino.
Cuando ha venido el camarero
Justiniano ha pedido un café solo
y ante los ojos alucinados
de Justiniano y del camarero
ella ha pedido dos litros de agua de arroz
pollo mandarín con gambas
cuatro nidos de golondrina
lomo de cerdo chop suey
pato de Shanghai laqueado
tallarines con saltamontes
helado de terracota de azúcar
seis flanes con nata
y tres galletas de la suerte.
Y después con zalamería
ha cogido de la mano a Justiniano
y se  ha reído como una rata pequinesa
y mirándole enamorada a los ojos
le ha dicho que se llama
Bella Luz de Hambre Infinita
y que no tiene pareja
ni compromiso de ningún tipo.
Justiniano la ha mirado perplejo
y tras retirar con dulzura la mano
le ha dicho que cerrara los ojos
que quería darle una bonita sorpresa.
Cuando ella los ha cerrado
Justiniano se ha levantado
sin hacer ningún ruido
le ha dicho al camarero
que se hiciera cargo de la chiflada amarilla
y se ha dado a la fuga a toda velocidad sin mirar atrás.

20 de septiembre de 2016

LA GRAN REVELACIÓN

Hoy
he tenido
una gran revelación.
Fin de la rutina.
Fin de la tristeza.
Fin del aburrimiento.
Hay que caminar hacia atrás.
Así la vida siempre te sorprende.

19 de septiembre de 2016

FRONTERA OCCIPITAL

Occipital.
Esa es la palabra.
Esa es la frontera.
entre la cuna y la tumba.
Frontera occipital.
A un lado
y arriba
la razón.
Al otro
y abajo
el armazón
de huesos
músculos y tendones
que nos sostiene.
Trono de ideas
sobre un cuerpo
de vigencia limitada.
Trono efímero
y de lógica destartalada.
Viajan las ideas
por los años
y la vida
cada vez más aturdidas
de sí mismas.
Si miran afuera
ven un mundo que enloqueció.
Si miran abajo
ven un cuerpo que se desmorona.
Y por eso llega el día
en que ya no pueden más
y empiezan a suicidarse
estrellándose desesperadas
contra la impasible frontera occipital.

18 de septiembre de 2016

SU TÉTRICA PRESENCIA

La imprevisible muerte
aprovecha cualquier resquicio
para venir a saludarme.
Entra tranquilamente
se sienta a mi lado
y sin motivo alguno
empieza a explicarme cosas.
Repasa mi biografía.
Desde pequeño hasta ahora.
Habla de mis padres.
De mis caminos.
De lo que pudo ser y no fue.
De lo que fue y de lo que es.
Después habla del futuro
y sonriendo pone ojos de apuesta.
Cuando se cansa se levanta y se va.
Deja el día roto y malherido.
Y las horas entristecidas.
No se despide nunca porque siempre vuelve.
Después acabo de despertarme.
Me levanto.
Me lavo la cara y los ojos.
Pienso.
Ya se fue.
Ya se fue.
Ya se fue.
Respiro hondo.
Intento olvidarla.
Pero resulta imposible.
Parece como si aún estuviera aquí.
Todo está impregnado de su tétrica presencia.

DOMINGO

Hoy
salen
las
fieras.
Las calles tiemblan.
Yo también.

17 de septiembre de 2016

MENOS MAL

Sábado.
Todos
están
ocupados.
Limpiando.
Comprando.
Barriendo.
Arreglando.
Cocinando.
Fregando.
Lavando.
Tendiendo.
Menos mal
que los poetas
cuidamos el mundo.

16 de septiembre de 2016

TERCER MUNDO

El detenido
no despertó
murió tras los barrotes
a dos mundos
de su casa
y de su familia
y esa fue
la única vez
que su mísera vida
fue centro de atención.

15 de septiembre de 2016

CONSTATACIÓN

Después de haber vivido tanto
constato a diario
que mis únicos amigos
son los personajes de los libros.

14 de septiembre de 2016

EL MAESTRO 18

Se acerca el otoño
y El Maestro sabe muy bien
que es época
de tristezas
ansiedades
y depresiones
por eso hoy ha reunido
a sus discípulos
y les ha dicho
que vayan cada día
a las farmacias
a los centros de salud
a los hospitales
a los cementerios
a la orilla del mar
a los parques y jardines
a cualquier lugar
donde pueda haber
gente necesitada
y cuando vean a alguien
con cara de tristeza
le den un gran abrazo
y que hablen con esa persona
y que la escuchen con el corazón
y que se interesen por sus problemas
y que le ofrezcan ayuda
y que la miren con ternura a los ojos
y que lloren si ella llora
y que intenten animarla
y que se ganen su simpatía
y cuando ya esté confiada
otro discípulo
que está escondido
de un tirón le arranque el bolso
o cualquier otro objeto de valor
y vengan corriendo a entregárselo.

13 de septiembre de 2016

HOY ME TIENES LOCO EL CORAZÓN

Hoy me tienes loco el corazón.
Todo el día
te sueña
y late alborotado.
Y como un niño atolondrado
repite tu nombre sin descanso.
Tu nombre palpitando
a borbotones
entre las horas y el deseo.
No sé qué me ocurre.
Te pienso en todas partes.
Te imagino a mi lado.
Compartiendo las horas
y el desfilar de las nubes por el cielo.
Hoy me tienes loco el corazón.
Me da igual lo correcto y lo incorrecto.
Me da igual el pasado y el futuro.
Me da igual la razón, la distancia y el tiempo.
Te presiento en todas partes.
Ahora mismo te regalaría
esas nubes de algodón inquieto.
Y por cada nube te robaría un beso.
Y por cada beso te regalaría mil latidos.
Y por cada latido tuyo ya no sé lo que haría.
Hoy me tienes loco el corazón.
Miro a fondo mis latidos
y en todos ellos reluce tu nombre.
Descubro tu nombre y el mío
caminando por las calles
de esta tarde que todo lo puede
y hablando atropelladamente
de tantas y tantas cosas que tienen que decirse.
Hoy me tienes loco el corazón.
Tu nombre.
Y el mío.
Como dos besos de letras enamoradas
que se miran ruborizados
y se aman
y se devoran
sin miedos ni fronteras
hasta convertirse en luz infinita
que deslumbra todo lo que la rodea.
El mundo eres tú.
Y el amor.
Y la flor.
Y la carne.
Y el sueño
Y la pasión.
Y el beso.
Y también lo más hermoso del universo.

12 de septiembre de 2016

NO SÉ QUÉ PASA

No sé qué pasa.
No me ven.
Existo.
Pero no me ven.
Ni me ven.
Ni me hablan.
Algo no va bien.
Creo que estoy vivo.
Pero ya no sé qué pensar...
Mi teléfono no suena.
De hecho me mira mal.
Creo que tiene depresión.
O que es un teléfono estirado.
De esos de la zona alta.
Quizá debería llevarlo
a una tienda de esas
de teléfonos para tontos.
Y que lo auscultaran.
Y que le dieran la medicación que necesite.
Y si necesita terapia yo se la pago.
O mejor se la hago ahora mismo.
No debe ser tan difícil.
Ven.
Ven teléfono.
Aquí.
Así.
Muy bien.
Ahora dime qué te ocurre.
No seas tímido.
Dímelo.
No quieres hablar?
BÚMMMMMMMMMM
Toma martillazo!!!
Que te den.
Seguro que ahora no tiene depresión.
Ni cristal.
Ni teclas.
Quizá mejor lo llevo
a la tienda de los tontos.
Seguro que también
es hospital
para teléfonos 
con problemas de comportamiento.
Sí.
Lo voy a llevar.
Y que se lo queden.
Espero que a cambio me den un regalo.
Un regalo bonito.
Una pelota de colores.
O un cubo de Rubik.
O una ardilla que hable japonés.
O quizá la dependienta
sea miss telefónica mundial.
Y le de un flechazo cuando me vea.
Y abandone la tienda
persiguiéndome por las calles
mientras huyo de sus garras de loca.
Y luego la espero
en la siguiente calle
y le doy un besazo
que la deja sin aire
y nos vamos al aeropuerto
y subimos al primer vuelo
que vaya a México
y tal como lleguemos
empezamos a dar vivas a Donald Trump
y así seguro que nos tratarán muy bien
y nos invitarán en todos los bares y restaurantes.
Voy.
Ya.
No aguanto más.
Ahora tengo curiosidad.
Primer chasco.
No hay ninguna miss telefónica mundial.
Hay un gordo mal afeitado
detrás de un mostrador de color gris feo.
Un gordo friki.
Seguro que tiene tres másters
en ingeniería psicodélica
y en telecomunicaciones hipersensoriales.
Pues que no me diga nada.
Que vengo calentito
y le hago comerse todo su currículum.
Ya me mira mal.
Yo le saco la lengua.
Y le escupo en el jersey.
Se queja.
Friki gordo y protestón.
Te vas a enterar.
Intento hacerle una llave
en su cuello de buey
pero se resiste chillando
como un orangután sudado.
No empezamos con buen pie.
El friki del dependiente no quiere darme nada.
Es un friki tacañón.
Dice que estoy loco.
Que eso no es un hospital de teléfonos.
Respiro hondo.
Me cargo de paciencia.
Miro al friki.
Y con voz pausada le digo que me dé un regalo.
Dice que si no me voy va a llamar a la policía.
Tres clientes detrás de mí murmuran en mi contra.
Ahora mismo los electrocutaría.
Me tienen frito todos.
Que les den.
BÚMMMMMMMMMM
BÚMMMMMMMMMM
BÚMMMMMMMMMM
BÚMMMMMMMMMM
TOMA MARTILLAZOS!!!
1!!!
2!!!
3!!!
4!!!
Silencio en la tienda.
Nadie me habla.
Todos están en el suelo.
Y se quejan de la cabeza.
Malditos farsantes!!!
Deberían encarcelarlos.
Esto es realmente muy raro.
Creo que el mundo entero está lleno de putos locos.

10 de septiembre de 2016

EL DETECTIVE 6

El detective
ha ido
a las prácticas de tiro
para mejorar su puntería.
Al tercer disparo
ha matado al instructor.